loader image

Instrumentos de legislación claves para la transición ecológica

La transición ecológica debe dejar de ser un eslogan para convertirse en parte de los ejes de gestión.

Existen múltiples herramientas que pueden adoptar los gobiernos cualquiera sea su escala para generar los primeros puntapiés de acción directa. 

A continuación brindamos ideas que pueden inspirar:

  1. Legislación sobre compra pública ecológica

Es una potente herramienta para optimizar el uso de recursos públicos con doble objetivo, por un lado el uso eficaz, adquiriendo bienes y servicios que sean respetuosos con el ambiente, y por otro, promoviendo que el sector privado mejore sus procesos productivos para ofrecer bienes y servicios de bajo o nulo impacto ambiental. Se espera que paulatinamente las administraciones de todos los niveles incorporen criterios ecológicos en sus contrataciones. La UE ha publicado un manual que tiene por finalidad ayudar a los compradores públicos y otras partes interesadas a obtener más información sobre los bioproductos (productos total o parcialmente derivados de materiales de origen biológico) y a tener en cuenta los bioproductos innovadores, junto con los demás productos, al tomar sus decisiones de compra. La compra pública ecológica, más que una nueva traba burocrática, debe ser concebida como una oportunidad de desarrollo de buevos bienes y servicios innovadores, que no solo reducen el impacto ambiental sino que también dan la posibilidad a pequeños proveedores locales de insertarse y ser competitivos, al ofrecer bienes y productos de kilómetro cero.

  1. Presupuestos de carbono

El presupuesto de carbono refleja la cantidad de carbono que puede emitir una economía o una parte de ella en un período de tiempo determinado, introduciendo para ello los mecanismos adecuados que aseguren el cumplimiento de los objetivos de reducción.

Es decir, con un objetivo y hoja de ruta clara de acciones, el presupuesto de carbono brinda objetivos claros y métricas con las consiguientes medidas que permitirán alcanzar los objetivos de reducción o los máximos de emisiones estratificados.

El presupuesto de carbono es un instrumento de largo plazo y una trayectoria de las emisiones totales cuya evolución debe ser controlada a lo largo del tiempo. Para realizar un presupuesto de carbono es importante conocer con claridad la linea base y trazar los objetivos por sector decidiendo la cantidad máxima (presupuesto global) de CO2 que se podrá emitir a la atmósfera en el tiempo determinado y cómo se alcanzará ese objetivo.

  1. Hoja de ruta para la transición ecológica participativa

El abordaje del cambio climático es una cuestión que atañe a toda la comunidad. La gestión pública gracias a la tecnología adquiere un nuevo matiz, donde el “control” ciudadano es más sencillo y eficaz. Contamos con múltiples instrumentos para poder involucrarnos en la acción pública y en la toma de decisiones. Nunca fue más necesario movilizar a la comunidad en pos de un objetivo, ya que la transición ecológica requiere un compromiso global: un cambio de mentalidad.

En este sentido, no vale una política brillante, concebida “desde el escritorio”, sino que la hoja de ruta de la transición debe ser hecha para y por la comunidad.

Nadie mejor que las personas que habitan el territorio para comprometerse en su cuidado y para traer a la agenda política sus preocupaciones y necesidades.

Desde el seno de cada territorio, un proceso participativo llevado a adelante con el respeto y la seriedad que amerita, dará a los gobernantes una herramienta legitimada para sus decisiones de gestión, centrando los recursos en las necesidades de la comunidad y comprometiéndose todos en el sostenimiento a largo plazo de un camino común.

Compartí este articulo

Otros Artículos